La Purísima – Historia

Historia de la Parroquia
La Iglesia de El Palmar fue, en sus comienzos, Anejo de Santa María, de Murcia.
La Parroquia Mayor de Santa María -la Catedral- ha sido, sin duda la primera Iglesia en importancia, sobre todo, por ser la Sede del Obispo, pero, además, porque a ella perteneció buena parte de la Ciudad de Murcia y muchos pueblos y lugares de su Huerta.
Es el caso de El Palmar. la Ermita que Don Juan Verástegui, Regidor de Murcia, construyera en su Hacienda propia, dedicada al misterio de María en su Purísima Concepción, pronto fue elevada a la categoría de Parroquia. Así, en el año 1 .614, el entonces Obispo de Cartagena Don Francisco Martínez de Ceniceros, erigió en el lugar de Don Juan, El Palmar, la Parroquia de la Purísima Concepción.
A la jurisdicción de la Parroquia de El Palmar, pertenecieron otros lugares anejos, como Aljucer, Sangonera la Verde y Sangonera la Seca y, hasta hace bien poco, San Ginés. Así que, los Curas Propios de Santa María, eran también Párrocos o Curas Propios de la Parroquia de la Purísima Concepción de El Palmar y de sus Anejos. En El Palmar había un Cura Teniente con jurisdicción plena, que le venía del Obispo a través del Párroco de Santa María.
Esta situación permaneció desde el año 1.614, ya citado, hasta 1.795, año en que la Purísima de El Palmar se constituyó en Vicaría Perpetua, con Cura Propio, y dejó de ser Anejo de Santa María de Murcia. Esto fue en mayo de 1.795, en tiempos del Obispo Don Victoriano López Gonzalo.
Lo que había sucedido con Santa María respecto de El Palmar, hasta esta fecha, es lo que vino a suceder con la Parroquia de El Palmar respecto de sus Anejos, de esta fecha en adelante: El Cura Propio o Párroco de El Palmar era también Párroco de los Anejos, pero en cada uno de estos lugares o Anejos había un Cura Teniente con plena jurisdicción.
Dicho esto, creo interesante dar los nombres de aquellos venerables hombres, por su ciencia y virtud, que, desde la Parroquia de Santa Maria, fueron los Pastores de gran parte de la Huerta y de nuestro Palmar.
Beneficiado, Don Roque Martínez 1.600-1.630
Beneficiado, Don Nicolás Fernández de Viedma 1.630-1.637
Beneficiado, Don Alfonso Peñuela de la Cerda 1.633-1.643
Beneficiado, Don Andrés López Bravo 1.641-1.644
Beneficiado, Don Diego Reynoso 1.643-1.649
Beneficiado, Don Melchor Serra Alcaraz 1.649-1.650
Beneficiado, Don Pedro Pérez de Solarte 1.651-1.661
Beneficiado, Don Juan de Arboleda 1.652-1.654
Beneficiado, Don Juan Fernández de Espinosa 1.654-1.684
Beneficiado, Don Diego Peñuela de la Cerda 1.662-1.677
Beneficiado, Don Francisco Pacheco Peñalver 1.678-1.681
Beneficiado, Don Andrés de Siles 1.682-1.736
Beneficiado, Don Luis de Saravia Ramales 1.684-1.715
Beneficiado, Don Juan López Bueno 1.716-1.756
Beneficiado, Don Juan García-Comendador y Zurbano 1.737-1.783
Beneficiado, Don Pedro Alexandro Villaescusa 1.758-1.762
Beneficiado, Don Juan Manuel Serrano 1.762-1.773
Beneficiado, Don Isidro de Bustillos y Liaño 1.774-1.807
Como se puede observar por las fechas, por lo general eran dos los Curas Propios de Santa María, que funcionaban simultáneamente distribuyéndose la tarea pastoral. A la par, tres o cuatro Curas Tenientes ayudaban a los Párrocos en su tarea.
Notas y Fechas Curiosas
la Campana Mayor, fundida en 1754, lleva esta inscripción:
“Santa María ora pro nobis”
“Jesús María i Joseph”
“Se hizo a devoción de Joseph Espinosa y de Francisco Espinosa. Año 1754”.
“Me fecit Joseph Muñoz”.
la antigua Casa Parroquial se construyó a expensas de D. Vicente Pareja Fernández de Alarcón, en el año 1914, siendo Obispo de Cartagena el P. Vicente Alonso y Salgado, y párroco de ésta D. Francisco Pujalte Guirao.
En tiempos de D. Francisco Pujalte Guirao (1913 – 1918), se restauró la vieja iglesia parroquial de la Purísima de El Palmar. Se amplió, construyéndose una nueva arcada, la que comprende la Cancela y el Coro con las capillas de la Virgen del Rosario y San Roque, y se hizo la fachada actual. la Torre quedó desde entonces retranqueada. Dirigió las obras el arquitecto D. Pedro Cerdán.
El 9 de septiembre de 1939, fueron trasladados solemnemente desde Hellín los restos de D. Fortunato Arias Sánchez a este pueblo de El Palmar. Fueron depositados en la iglesia parroquial de la Purísima, donde se le hicieron honras fúnebres con sistencia del pueblo en masa. Pronunció la Oración fúnebre D. Saturnino Fernández, Magistral de la S.1. Catedral. la Misa la celebró D. Miguel Hellín, Cura Propio de ésta. Se interpretó la Misa de Requiem del Maestro Perosi.
Después de tan solemne acto, recibieron sepultura en la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, con permiso de las autoridades religiosas y civiles y la complacencia de D. Manuel Bernal, camarero de dicha imagen
EI 8 de diciembre de 1942, siendo párroco D. Miguel Hellín y Coadjutor D. Mateo Ayala, y alcalde D. Antonio Estrado, en una solemne función religiosa, fue coronada la imagen de La Purísima, Patrona de El Palmar. Predicó D.José Luján García.
El 8 de diciembre de 1962, los restos mortales de D. Fortunato fueron depositados definitivamente en el centro de la iglesia, al pie del Altar Mayor.
En 1964, siendo párroco de El Palmar D. Miguel Hellín Navarro, se añadió un nuevo cuerpo a la Torre de la Iglesia, cuerpo en el que actualmente se encuentran las campanas y el reloj.
En septiembre de ese mismo año, coincidiendo con las bodas de Plata de D. Miguel Hellín como Párroco de El Palmar, se inauguró en lo alto de la Torre un Monumento al Sagrado Corazón de Jesús. Esta imagen tuvo que ser desmontada en los años setenta por peligro de desmoronamiento.
En 1992, siendo párroco de ésta D. José Cervantes Gabarrón y Cooperador de la misma D. Antonio Martínez Riquelme, se celebraron las Bodas de Oro de la Coronación.
Fuente: Belmonte Rubio, Jesús. “Apuntes sobre la vida religiosa en El Palmar”.

« Volver

Los comentarios están cerrados.